Facebook Twitter Google +1     Admin

Daña el bloqueo la asistencia médica en Villa Clara.

20101116181652-images.jpg

Un joven  veinteañero,   de vez en cuando se ve ansioso, y la sudoración de sus manos no se hace esperar. Su progenitora no le habla claro, sólo le dice espera, que vas a ver cómo, en breve y con tratamiento, superas las crisis. Lo cierto es que él requiere de la implantación  de un tipo de válvula que no hay en el país.

La madre, madre al fin, se guarda el secreto, como otras muchas que   llevan el peso de la amargura por la enfermedad de un hijo y son incapaces de transmitirles el mensaje. Claro que ella está más segura porque radica en Cuba y, tarde o temprano, o por terceros países, comprará estos  y otros recursos que Estados Unidos le impide adquirir. 

Debido a esta política estadounidense hacia Cuba, el centro de cirugía cardiovascular de Villa Clara,  en este año, no ha podido acometer la cirugía de cerca de 300 personas, pues faltan útiles indispensables para esas intervenciones. 

La Isla tiene que acudir a naciones distantes, por lo que los gastos adicionales se incrementan. EE.UU. niega la venta de material gastable como suturas, oxigenadores para esas operaciones, pero también entorpecen los servicios sanitarios en otras especialidades como Nefrología. 

Sepa usted que no se puede acceder, es decir, comprar tecnologías  ni accesorios  para las máquinas de riñón artificial.  Que les importa a los  mandatarios estadounidenses que fallezca un cubano con insuficiencia renal crónica.  Claro que Cuba trata de  buscarlo en Viet Nam, China y otros países,  de ahí que se eleven los precios por concepto de transportación. 

Hace poco les  comentaba sobre la situación de Villa Clara en  cuanto al transmisor del dengue, y los gastos de Estado cubano para eliminar al vector. Sepa usted  que por  importar recursos necesarios para la vigilancia y lucha antivectorial,  hay que pagar un 30 por ciento por encima de lo que gastaría si se compra en  Estados Unidos. 

Los niños villaclareños  no pueden utilizar los nuevos inhaladores para las crisis de asma.  EE.UU. no  los dejan comprar en su territorio, ni permite que otro país no los venda.  A esta actitud le  dicen los estadounidenses: democracia.

 

Comentarios > Ir a formulario

lapulido

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris